NOVEDADES OCTUBRE 2018

EVENTOS

Brillo, talento y mucho networking: así se vivió la Gala Endeavor 2018

“Si no te están llamando loco es porque no estás pensando suficientemente en grande”, esa frase -de la fundadora de Endeavor Linda Rottenberg-, escrita en una de las paredes del salón Los Robles del LATU, le daba la bienvenida a los asistentes de la Gala Endeavor 2018.

Junto a ese, varios otros mensajes motivacionales cubrían un amplio hall de bienvenida, cuya decoración, iluminación y hasta música invitaban a relajarse.

También lo hacían los canapés y bebidas repartidos con amabilidad por un equipo de mozos esparcido por todo el salón.

Los invitados comenzaron a llegar desde temprano. Había políticos, emprendedores, representantes de distintas empresas, periodistas y personas de ámbitos muy diversos.

Al arribar se encontraban con Andrés Cerisola, nuestro presidente y con Joaquín Morixe, nuestro Director Ejecutivo, quienes los recibían con un cálido saludo y se tomaban fotos con el clásico banner de Endeavor de fondo.

Faltaban quince minutos para las 8 de la noche y el sonido de voces charlando indicaba que había alrededor de 300 personas en ese primer espacio.

Si se paseaba por toda el área se podía ver el código de vestimenta: trajes y vestidos de cocktail. Además, se percibía el clima descontracturado y relajado de las charlas, en donde no faltaban sonrisas, saludos, manos estrechadas y hasta risas de vez en cuando.

Viajes, economía, política, trabajo, alimentación; eran algunas de las temáticas sobre las que discurrían personas vinculadas con el emprendedurismo de rubros muy variados, pero esa noche con algo en común: vivir el evento de networking más grande del país.

 

 

 

La prensa tampoco faltó y con la llegada de políticos y figuras de la actualidad, como los ministro Danilo Astori y Enzo Benech o los senadores Luis Lacalle Pou y Pedro Bordaberry, las cámaras de tv comenzaron a llevar imágenes de lo que se vivía en la gala de Endeavor a las pantallas de los hogares uruguayos.

Sobre las 8, las grandes puertas del salón principal se abrieron para mostrar el brillo y la calidad del interior del lugar, en donde esa noche se viviría una cena inolvidable.

Pantallas gigantes en cada extremo del inmenso espacio vertical, además de varios parlantes, daban cuenta de que no habría excusa para perderse lo que sucedería en el escenario ubicado sobre el lado derecho.

Poco a poco los invitados fueron tomando asiento en las más de 75 mesas, distribuidas por todo el salón.

 

La puntualidad del mensaje de bienvenida emitido por nuestro director, Joaquín Morixe, fue casi perfecta. A las 9 de la noche los casi 800 invitados, pertenecientes a más de 150 compañías, ya se encontraban sentados escuchando sus palabras.

“Es una hermosa noche para hacer networking”, comenzó, a lo que muchos asintieron. Su mensaje, motivador y fuerte, hizo referencia a datos sobre la importancia del emprendedurismo a nivel local e internacional.

Además, anunció que este año la carta con el menú de la noche venía con un código QR, a través del que se podía acceder a la lista de contactos de asistentes por mesa para sacarle el mayor provecho al intercambio entre los presentes allí.

Le precedió el discurso breve pero certero de Andrés Cerisola, en donde no faltaron los agradecimientos y el adelanto de lo que se vendría.

El presidente de Endeavor le dio paso a la economista, referente en Uruguay, Directora de TAO y amiga de la casa: Laura Raffo, quien moderó una charla con cuatro destacados Emprendedores Endeavor Uruguay.

Tocando la canción “Satisfaction”, de los Rolling Stones con una Loog guitar, que este año fue usada por Ron Wood, llegó Rafael Atijas. Seguido por Sebastián Stranieri de VU Security, Ana Inés Echavarren, de Infocorp y Carolina Bañales.

Allí se intercambiaron historias, experiencias, conocimientos, dificultades y aprendizajes de cuatro exitosos emprendedores, que dejaron muy bien preparada la cancha para la speaker invitada de 2018.

Se trató de la andaluza Pilar Manchón, referente mundial en el área de Inteligencia Artificial y una mujer con una historia en el mundo del emprendedurismo muy motivadora que no vaciló en contar con pasión, creatividad y mucho sentido del humor.

Su charla fue un curso intensivo de valor, resiliencia y amor por lo que se emprende. Se plantó en contra de la mediocridad, la negatividad y los prejuicios de la sociedad, con los que se tuvo que enfrentar para alcanzar el éxito en su carrera.

“Las oportunidades hay que crearlas”, expresó quien fue directora de Interfaces Cognitivas de AMAZON y anteriormente lideró el área en INTEL. “El trabajo no se destruye, se transforma”, fue otra de las frases lanzadas.

Asumir el riesgo, asumir un compromiso, tener optimismo, mantener el honor, la humildad, la voluntad, la determinación, la confianza y formar parte de la comunidad, fueron consejos que dio la joven emprendedora que el año pasado fue destacada por CNET en la lista de los 20 latinos más influyentes del mundo en el área de tecnología.

La inteligencia artificial fue transversal a todo lo que dijo, sin dejar de ser una charla que podía ser entendida por personas ajenas al mundo de la tecnología. “¿Como esperar que la inteligencia artificial sea libre de prejuicios si está hecha de datos de seres humanos que no somos libres de prejuicios?”, se preguntó.

A continuación Laura Raffo volvió al escenario para comenzar una entrevista en la que discurrió sobre aspectos laborales y hasta personales, con un público que las escuchaba con atención mientras disfrutaba de la cena.

Las mujeres emprendedoras, la importancia de la educación, el ecosistema emprendedor uruguayo; fueron algunos de los temas centrales en esta instancia.

El postre llegó y junto con los agradecimientos, al público presente,  a los patrocinadores Claro Empresas, EY, Puente y Uruguay XXI, y a los auspiciantes Chivas, HSBC y UM por el apoyo, fue el indicio de que la Gala Endeavor 2018 estaba llegando a su fin.

Pero la charla de Manchón con seguridad quedó resonando en la mente de muchos. Un mensaje esperanzador y motivacional que le dio el broche de oro a una noche sin desperdicios: “Hay que salir con ganas de comerse el mundo y creérselo”, culminó.

Patrocinan:

Auspician: